La exposición al ruido afecta a nuestra audición

Publicado el 17 enero, 2020 | Por Borja Rosan | Noticias

¿Cuidas tu salud auditiva? ¿Utilizas protectores para tus oídos en discotecas y festivales?

El ruido al que estamos sometidos en nuestro día a día afecta a nuestra audición. Las personas sometidas a ruidos elevados y con exposiciones prolongadas tienen mayor probabilidad de perder sensibilidad auditiva que las que no se exponen a estos ambientes.

Aunque pensemos que no nos daña, la exposición al ruido afecta a nuestra audición.

Daños a largo plazo por exposición al ruido

Con la Audición pasa algo parecido a lo que ocurre con el tabaco. Aunque se avisa y se advierte del peligro, se sigue consumiendo ya que los daños siempre aparecen a medio y largo plazo.

Si nos exponemos al ruido regularmente acabaremos padeciendo futuras pérdidas de sensibilidad auditiva. El efecto más evidente, y que está totalmente documentado, de la exposición rutinaria al ruido es la pérdida de sensibilidad auditiva.

El nivel de pérdida va a depender de cada caso. Influye tanto el nivel de presión acústica como el tiempo de exposición. No es igual el caso de la persona que somete su audición una vez a la semana a niveles sonoros elevados que el que lo hace todos los días.

Evidentemente, perderá más audición el segundo caso. Lo que ocurrirá es que estas personas acabarán padeciendo hipoacusia por ruido.

HIPOACUSIA POR RUIDO

La hipoacusia por ruido puede ser de varios tipos, de conducción y neurológica, o de percepción.

La conductiva se puede producir por la rotura del tímpano o por la dislocación de los huesos del oído medio. Esta es ocasionada por una onda sonora elevada, o un pico de ruido muy intenso. En esta sordera no se afecta la comprensión. Además, es susceptible de mejorar con dispositivos auditivos como los audífonos.

Exposición Prolongada al ruido

La exposición prolongada al ruido puede producir una pérdida auditiva por lesión neural, originándose un daño en las células del órgano de Corti. Las primeras células en lesionarse suelen ser las encargadas de detectar los ruidos agudos de frecuencias altas. Estamos hablando de las próximas a los 4000 Hz (es difícil escuchar la voz de una mujer y fácil la de un hombre).

El paciente habla más alto pues está impedido el efecto de modulación auditivo. Los dispositivos pueden no arreglar el problema. Es un proceso irreversible y permanent. Suele ser bilateral y simétrico, desplazamiento permanente del umbral auditivo, hipoacusia o sordera.

Si los tiempos de exposición son más cortos, se produce una pérdida auditiva reversible y temporal (desplazamiento temporal del umbral auditivo).

En CAS Audiología, con Centro Auditivos en Madrid, ubicados en la calle Bravo Murillo y en la avenida de Moratalaz, colaboran con empresas ofreciendo y adaptando los protectores auditivos que deben emplear los trabajadores hoy para evitar la aparición de la pérdida auditiva mañana.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *