Bäck debuta con «Open EP» en Faneca Music

Publicado el 27 diciembre, 2019 | Por Borja Rosan | Lanzamientos, MUSICA

El DJ y productor almeriense se estrena con un EP de techno house underground, destellante y bailable

Tras el aka de BÄCK se parapeta el Dj y productor Javier Granero. Este joven andaluz, actualmente residente en Madrid, es uno de los principales artistas de Faneca Music, el sello gallego. Ahora debuta con este ‘Open EP’ que ha sido madurado, a fuego lento, durante dos años para que suene y funcione sin fallo en cualquier pista de baile que se precie. Y es que este ‘Open EP’ es puro baile, desde una visión versátil, underground y refrescante del techno-house más clubby y destellante que sabe cuidar hasta el más mínimo detalle todo lo que afecta a su producción musical. Contiene cuatro temas que se mueven con sutil potencia entre el house y el techno-house, hasta conseguir su principal objetivo: mover cuerpos y mentes.

‘Turbulence’ es un pasaje de techno ajausado -tan groovero y subterráneo, como bailable- que encara la pista de baile desde su primer beat. Aquí no hay dudas, ni postureos. Ataca a la yugular del dancefloor desde antes de empezar a sonar. Y de pronto, ¡oh sorpresa!, se para y se vuelve a elevar hasta lo más alto de la madrugada para terminar tocando techo – ¿o es fondo? – con ese destello férreo y sintetizado. Turbulencias nocturnas en la oscuridad del club.

‘Circus’ parte de un bombo delantero y difuso que retumba como un martillo hidráulico y sobre el que emerge una melodía serpenteante y sibilina que nos lleva hasta un break tras el que todo estalla como si de fuegos artificiales se tratara. ¡Bienvenidos al mayor espectáculo del mundo!

‘Just as God’ el asunto se tecnifica unos grados más -gracias a un bombo marcial y metronómico- y desde una propuesta algo más encanallada y pistera, el techno-house underground de BÄCK -aquí en pleno estado de gracia-se reviste de un groove negroide y funky que se le sienta como un guante. Sí, Dios es house.

En ‘I Feel That’ el house big room toma todo el protagonismo, sin perder nunca ese revestimiento tech que tan bien le sienta y le suma potencia en el dancefloor. Sentir, bailar, elevar los brazos hacia arriba y dejarse llevar por un bombo y una melodía canónica y housera a la que no le faltan ni los vocales clásicos del sonido de Chicago. Trallazo en toda regla.

Like this Article? Share it!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *